viernes, 31 de octubre de 2008

Bitácora de Viaje a la Patagonia (VII)

Martes 1 de Enero 2008: Por la mañana me levanto temprano, a pesar de la resaca. Foto con Mapuche, el San Bernardo del camping.

Me dispongo a recorrer en solitario la ciudad de Bariloche, en parte como turista, en parte buscando un repuesto para la garrafa. Jamás lo encontré.

No recuerdo que hice a la tarde, pero recuerdo haber llegado muy tarde al camping, onda medianoche.

Miércoles 2 de enero: NEBULOSA MENTAL! No recuerdo que hice ese día. Recuerdo haber ido a sacar pasajes de tren para la familia de Tres Arroyos, haber comprado chocolates y haberme encontrado con los chicos en un cruce ya que ellos venían del Cerro Otto. Por la tarde recorremos la ciudad y los boliches, rememorando el viaje de egresados de cada uno. De cada uno de ellos. Yo no tuve viaje de egresados. Por la noche cena con unos chicos del camping.

Jueves 3 de enero:
Emprendemos viaje hasta El Bolsón, a dedo. Desarmamos la carpa, armamos los bolsos y salimos a la ruta. Nos separamos, cada cual en un lugar diferente. Me levanta una camioneta que previamente había levantado a Ignacio, así que viajamos juntos hasta el cruce de la ruta 40. Ahí encontramos nuevamente a Juan Pablo, que había sido levantado por una chata.

Una camioneta levanta a Ignacio y Juan Pablo. Yo quedo de garpe porque no entraba. Tristisimo. Me dispongo a hacer dedo. 2 horas y nada. Miedo a quedarme clavado como un pelotudo. Finalmente, una familia de geógrafos me tira hasta Villa Mascardi, a unos 6 km nomás, pero algo es algo al fin.

Me despido y me dispongo nuevamente a hacer dedo. Calor, mosquitos, no tengo agua. 2 horas haciendo dedo y nada. Me levanta un viejo re mala onda. 1 hora de viaje junto a él totalmente en silencio. Veo a Juan Pablo haciendo dedo en medio de la ruta. Me deja en un pueblo próximo a El Bolsón, en el puesto de Gendarmería. Ahí hablo con unos primos cordobeses que estaban haciendo dedo, y como buen mochilero me dispongo a hacer dedo alejado de ellos. 1 hora bajo el sol y nada. Una camioneta levanta a los cordobeses. LA PUTA MADRE! Que mala suerte la mía... pero la misma camioneta para al lado mío, los cordobeses le dijeron a la mina "Podes levantarlo? Es amigo nuestro". Unos grosos. Viajamos con la mina esta, militante del PO y ex-mochilera.

Llegamos a El Bolsón. Calor. Me encuentro con Ignacio y Juan Pablo en la Oficina de Turismo. Buscamos camping, terminamos parando en el Quem Quem.

Esta del otro lado de un riacho... ¿Como llegar? "Pasen por el riacho nomá' que ta bajito hoy!" nos dice un baquiano. Hijo de puta! El rio estaba supercorrentoso, el fondo resbaladizo y el agua llegaba hasta la cintura. Del otro lado del río están los cordobeses. Les lanzamos algunas cosas (zapatillas, ojotas) para que las agarren. El resto, a la espalda del Bubu. Yo casi me resbalo y me lleva la correntada. Patético.

Una vez que cruzamos, el dueño del camping nos dice "No vieron el puente? Estaba ahí, a 300 metros" QUE BOLUDOS!!! Nos instalamos y descansamos. Que día

jueves, 23 de octubre de 2008

Bitácora de Viaje a la Patagonia '07-'08 (VI)

Domingo 30 de Diciembre: Por la mañana temprano, me levanto, corto algunos pétalos de amapolas y los guardo en una bolsa Ziploc. Morfina gratis!

Una mañana lluviosa. Como podemos desarmamos las carpas y vamos hacia la ruta, con destino a Bariloche. Decidimos divirnos y hacer dedo cada uno por separado (con una distancia de 100 metros entre c/u), luego nos encontraríamos en la Terminal de Omnibus de Bariloche (cerca de la Estación de Trenes). De esa manera es mucho más fácil que te levanten los autos particulares.

Día glorioso... bato récord haciendo dedo. Hago señas al primer auto. Nada. El segundo auto para... tan solo 15 segundos y ya me levantaron! Increíble mi buena suerte. Me levantó una pareja que viajaba con su perro atrás. No les molestó para nada que esté todo embarrado. Llego a la Terminal, dps de 40 minutos de viaje. Media hora después, cae Ignacio, lo levantó una camioneta.

Juan Pablo llegaría 2 horas después: lo levantó un auto que lo llevó hasta el Puerto de Villa La Angostura, y de ahí una camioneta hasta acá. Averiguamos por campings, y recordamos a nuestro compañero Diego, que dejaramos atrás en Neuquén. Por sms de texto nos manda la data de un camping en Villa Coihues, muy buena onda, alejado de la ciudad. Hacia allá vamos, 2 bondis mediante.

Llegamos y nos instalamos. Hacemos las compras y nos quedamos tomando cerveza, que estaba barata. Conocemos a una familia de Tres Arroyos, pinta la onda para ir mañana al Refugio Frei, uno de los caminos más complicados, de 15 km en subida. Cena. Birra. + Birra. Se me acabó la petaca de whisky. Pánico. Sueño.

Lunes 31 de Diciembre: Por la mañana temprano emprendemos los 5 el camino.

Tras una hora de caminata, llegamos a la Cascada de los Duendes. 2 horas después, llegamos a la primer refugio, parada obligatora antes de seguir el ascenso. El refugio en cuestión estaba inhabilitado por un brote de hantavirus. Almuerzo bajón de pan con paté y mate.

La subida se hace cada vez más empinada. Y peligrosa: casi me resbalo y me voy al demonio. 2 horas después llegamos al refugio.

Hay un lago entre los cerros, en las alturas. IMPRESIONANTE.

Por el costado izquierdo del lago hay nieve. Primera vez que la conozco... como un boludo meto mis manos en ella... casi me congelo. Después de esta foto, me di cuenta de que me estoy quedando pelado:

Merendamos algo para recuperar energías... nos rompen el orto! Un alfajor $5, un paquete de Pepitos, $8. Descendemos. Por la noche llegamos... pero epa... hoy no era Año Nuevo? Que mierda hacemos! Buscamos desesperadamente por los suburbios algún almacén que tenga algún pollo. Tras horas de búsqueda, encontramos uno.

Cenamos pollo a la parrilla, los cinco. Justo a la medianoche llega una pareja de colombianos, que estaban uniendo desde Colombia hasta Argentina a dedo. Estaban re perdidos. Los invitamos a que se sumen a la mesa.

Todos se van a dormir. Yo me quedo tomando con una pareja de historiadores mendocinos. Y zurdos.

martes, 21 de octubre de 2008

Bitácora de Viaje a la Patagonia '07-'08 (V)

Viernes 28 de Diciembre: Desayunamos con Ignacio y Juan Pablo. Emprendemos caminata rumbo al bosque de Arrayanes. Logramos pasar a mitad de precio, aduciendo que somos estudiantes. La caminata se hace densa: son 3 horas de ida y 3 horas de vuelta. Realizamos paradas cada media hora.

Llegamos... y esta mierda era? Este mismo arrayán estaba al lado de mi carpa. Puta madre. En fin... saquemos fotos cholulas.

Vamos al refugio a almorzar... 15$ un sandwich de jamón y queso. Que reverendos hijos de puta! Emprendemos la vuelta al mediodía, no sin antes robarnos parte de un arrayán. Vamos a uno de los miradores... saco una foto que considero la mejor de todo mi viaje:

Nos bañamos, salimos al centro de Villa La Angostura. Efectuo la primera parte de mi obra maestra del engaño en una tienda de camping: estamos sin gas butano para conectar a la hornallita y escasea la guita, así que compro un cartucho de gas butano barato... dps cuento como sigue. Cena de mi autoría (polenta con salsa) y a la cama.

Sábado 29 de Diciembre: Nos levantamos tarde, terminamos hechos mierda de la caminata de ayer. El día está feo para llover. Hacemos unos choris... mejor dicho, Ignacio hace el fuego y hace el morfi. Yo no sé hacer un fuego. Tristísimo.

El día está feo para llover. Caminata por el Centro. 2da parte de mi obra maestra del engaño: indignado, voy a la casa de camping a devolver un cartucho que supuestamente no funciona. La tienda se encuentra abarrotada de gente, y empiezo a gritar de lo mal que funciona lo que me vendieron. El vendedor no se arriesga: me cambia el cartucho de gas butano por otro de la misma marca, además de otro de una marca superior. Lo logré! Soy un winner. Al menos por unos minutos. Me conecto a Internet por primera vez para dar señales de vida. En vistas de mi inminente llegada a Bariloche, Maia me ofrece su casa, donde está la vieja y nos puede alojar gratis... pero la colgada no me dice la dirección. Foto estúpida:

Encuentro amapolas (mi flor preferida), pero de la variedad "drogona" (la que tiene opio).

Cena de mi autoría, y con la lluvia sobre nuestras cabezas nos vamos a dormir.

domingo, 19 de octubre de 2008

Bitácora de Viaje a la Patagonia '07-'08 (IV)

Miércoles 26 de Diciembre: Por la mañana temprano nos despedimos de nuestros compañeros y emprendemos caminata hasta la ruta, para hacer dedo rumbo a Villa La Angostura. 1 hora haciendo dedo... y nada. Hablamos con unos mexicanos, que no tenían idea de las distancias, ya que querían ir caminando hasta Bariloche. Los convencemos de que se tomen un micro. 2 horas más haciendo dedo... y nada. Nos saluda la camioneta que nos levantó en Junín, pero ellos van hacia otro lado. Hablamos con unn chica que hacía dedo... por ser mina la levantaron al toque. Quisiera tener tetas, pero no.

Finalmente, después de 4 horas y media nos levanta un tipo en un Wolkswagen Gol. El tipo va hasta Catritre... le decimos que sí y subimos. Resulta que Catritre es una playa a 4 km de donde estábamos, y el tipo era bañero de ahí, por eso nos llevó. Que buen negocio se hizo.

Decidimos pasar el día allí... que día de mierda! $25 x día, la luz estaba cortada y los baños no tenían agua caliente. Después nos enteramos que al lado había un camping mapuche mucho más barato y mejor.

Nos tiramos como babosas todo el día. Ni ganas de cocinar... solución: me robé sutrilmente un paquete de pan lactal de una familia del camping aledaño y cenamos pan con paté. No me arrepiento. Cuestión de supervivencia.

Jueves 27 de Diciembre: por la mañana temprano nos vamos a la mierda de ahí. Muy jevi la subida hasta la ruta, ya que es un 1 km en subida desde la playa. Hacemos dedo durante 4 horas y no pasa nada.

Decidimos parar un micro con destino a Villa La Angostura. Llegamos allá a las 14hs. Buscamos data de campings y encontramos uno bastante alejado pero que pintaba copado. Nos perdemos. Nos encontramos. Vuelta a perder. Puteadas mutuas con mi compañero de viaje. Encontramos el lugar, lo primero que hacemos es pedirnos una pizza en el buffet. Estabamos CAGADOS de hambre.

Por la tarde visitamos la Comunidad Mapuche Paichil Antriau, para llegar hasta el Cerro Belvedere.

Nunca llegamos. El camino fue insoportable: mosquitos, jejenes, calor, sin agua. Decidimos sacar una foto disfrazada y decirles a los demás que llegamos allí. Hete aquí el resultado:

Volvemos, no sin antes pasar por el supermercado a comprar provisiones. Llegamos al camping... ¿a quién nos encontramos? A Ignacio, el de San Martín de los Andes, que había llegado recién, lo levantaron en su camioneta unos israelíes y viajó gratis hasta acá. Cena tripartitaa

sábado, 18 de octubre de 2008

Bitácora de Viaje a la Patagonia '07-'08 (III)

Lunes 24 de Diciembre: Por la mañana temprano nos disponemos a ir a la ciudad. Se nota que acá veranea gente con gran poder adquisitivo y no mochileros ratas como nosotros.


Llegamos hasta la orilla del lago Lácar, el primero del circuito de los 7 lagos. Intentamos entrar a la Comunidad Mapuche Curruhuinca, pero al ver que era mucha caminata decidimos dejarlo para el otro día.

Al mediodía volvemos para la ciudad. Sacamos foto con la estatua (rota) de Roca. Juan Pablo pierde su mochila. De pedo la encontramos.


Almorzamos. Conocemos a Remi, un antropólogo francés que junto con su cuñado, Bubu, están recorriendo Sudamérica en bicicleta. Arrancaron en Ushuaia y seguían camino hasta Colombia. Por la tarde vamos hacia el otro lado de San Martín de los Andes. Sacamos foto con el cartel reivindicativo de la Campaña del Desierto, que hijos de puta.


Volvemos y vemos que onda nuestra Navidad... "algún arroz loco y a la mierda. Que triste". Nos encontramos con Bubu y Remi. Junto con un rasta llamado Ignacio y un "viejo ajedrecista bipolar" (así lo bautizamos), nos invitan a una cena de Navidad conjunta. Compramos el chupi, que enfriamos en nuestra "heladerita natural": un dique armado con piedritas a la vera de un arroyo.


Ignacio empieza a hacer el asado a las 20hs (dicho sea de paso, para los franceses era la primera vez que comían un asado). A las 21hs empezamos a tomar. A las 22hs ya estabamos picados. Cenamos. A las 23hs ya estabamos todos mamados.



Festejo de Navidad. Un champán y marihuana. Los franceses se van de joda con Ignacio. Juan Pablo y yo vamos a dormir temprano.

Martes 25 de Diciembre (NAVIDAD): Por la madrugada escuchamos gritos, me despierto. El francés tiene un pedo descomunal, lo traen 2 flacos. Al rato cae Ignacio. Se escucha lanzadera (léase 'vómito').

Por la mañana temprano nos levantamos con rumbo a la Comunidad Mapuche Curruhuinca. Vemos a Ignacio desmayado frente a su carpa. Los pies del francés sobresalen de su carpa.


Empezamos el recorrido, en subida. Nos mata. Luego de 2 horas de caminata llegamos al punto de bifurcación. Nos recibe una familia mapuche, pagamos la entrada. Enfilamos hacia la izquierda, hacia el mirador. IMPRESIONANTE.



Volvemos, ahora hacia la izquierda. 1 hora más de caminata y llegamos a la "playita". Emprendemos retirada. Después de 3 horas de caminata, llegamos a la ciudad. Juan Pablo decide irse a otro mirador. Yo me dispongo a volver al camping. Paisaje desolador: Dia de Navidad, negocios cerrados, NI UN ALMA EN LA CALLE. Suena una sirena intermitente, de esas que se escuchan en las películas de guerra cuando se avecina un bombardeo. Parecía una postal de "El Eternauta".

En el camping encuentro a los chicos bajoneando una pizza a la parrilla. Me sumo. Llega Juan Pablo. Vamos todos a fumar al lado de un arroyo. Me baño. Cena conjunta de patys. Fumada nuevamente. Nos vamos a dormir

viernes, 17 de octubre de 2008

Bitácora de Viaje a la Patagonia '07-'08 (II)

Sábado 22 de Diciembre: Arribamos por la madrugada a Junín de los Andes. Por primera vez siento algo de eso que llaman "frío patagónico". Me cagué de frío. Literalmente. Esperamos en la Terminal a que se hagan las 7AM y salimos a buscar camping.



Solo hay 2 acá. Llegamos a uno que tenía nombre de una Virgen y acampamos al lado de un convoy de 13 alemanes/as fiesteros/as y borrachos/as. Salimos a recorrer el pueblo. Encuentro amapolas, mi flor preferida.



Siendo sábado por la mañana, los jóvenes del pueblo se disponen a regresar a sus casas luego de la joda bolichera. Dos chicas del lugar nos hacen señas y nos llaman... se ve que los turistas cotizan alto. Les robamos morfi y nos vamos. Seguimos recorriendo.



Topamos con el arroyo de la ciudad. Hermoso. Agua cristalina. Me enamoré de Junín de los Andes!!!



Volvemos al camping. Almorzamos una boludez. Por la tarde nos bañamos en una ducha propiamente dicha, después de 4 días de viaje. Salimos a recorrer la parte de la ciudad que nos falta y nos encontramos con el famoso "Queti", un churrero que vende sus productos en bicicleta. Su producto 'estrella' son los queti (diminutivo de 'queteimporta'), unas especies de bolas de fraile. Nos recomienda que no nos perdamos el lago Huechulafquen, un lago no conocido pero imperdible. Seguimos recorriendo.



Sacamos pasajes para ir al 'Huechu', pero tenemos un pequeño problema con nuestras mochilas, ya que no tenemos donde dejarlas (si las dejamos en el camping nos cobran un día más). El tipo de la boletería, buena onda, nos ofrece dejarlas allí que él las va a cuidar. Vamos para la plaza, hay un espectáculo de música andina. Compramos provisiones en el supermercado. Casi nos electrocutamos haciendo la cena. Nunca más meto un calentador eléctrico en una olla metálica con agua y sal. NUNCA MAS. Chiste del gusano que no viene al caso.

Domingo 23 de Diciembre: Nos levantamos temprano, desarmamos la carpa y vamos para la Terminal, rumbo al Lago Huechulafquen y el Volcán Lanin. El tipo que nos atendió ayer dice que no puede guardarnos las mochilas, que las dejemos por ahí y él las mira... en caso de que desaparezcan las cosas, nadie se hace cargo. Nos la jugamos. Llegamos. Uso mi libreta universitaria para pagar la mitad de la entrada. Dios salve a la UBA. Paramos en Puerto Canoa. El agua está baja. Muy baja.



Decidimos salir a recorrer algún sendero antes de que nuestro bondi pase de vuelta (dentro de 5 horas). Agarramos un sendero equivocado y caminamos al pedo. Boludos. Hacia la derecha veo un mini lago que parecía estar cerca. Vamos para allá, por entre los pastizales. Conclusión: Jamás llegamos allí. Estaba a 10 km. A mitad de camino de entre los pastizales, totalmente picados por los mosquitos, decidimos emprender la vuelta. Doblemente boludos. Al menos sacamos fotos al Volcán Lanin.



Volvemos a Puerto Canoa y comemos algo. Me doy cuenta de que tengo tremenda quemadura en la espalda, producto de la exposición al sol del mediodía en Neuquén Capital + lastimaduras de las correas de la mochila.



Damos una vuelta por el bosque. Esperamos el bondi y llegamos nuevamente a Junín. Las mochilas desaparecieron!!! Aparece el tipo que nos las cuidaba y le preguntamos. Anécdota cómica: eran dos hermanos gemelos atendiendo el mismo stand. El dia anterior hablamos con uno, hoy con otro. Solucionado el problema, nos conduce hasta el depósito donde guardó nuestras cosas. Grande!

Vamos hacia la ruta con objetivo de hacer nuestro primer dedoo en el Sur. Nos turnamos. Luego de una hora, me para una camioneta y nos lleva hasta San Martín de los Andes. Cuando bajamos, le regalo una petaquita de whisky que tenía.



Vamos al camping del ACA. Mucha tierra. Patas sucias. Nos bañamos. Cenamos arroz y a dormir.

Bitácora de Viaje: Patagonia '07-'08 (I)

Siempre que quiero llevarme un diario de viaje para anotar el día a día nunca lo hago. Así que después de casi un año, 3 pastillas para la memoria y la nostalgia incipiente, decido a escribir mi viaje de diario a la Patagonia.

Miércoles 19 de Diciembre '07: A las 17hs arribo a la estación de Constitución. Me encuentro con mi compañero (desconocido) de viaje, Juan Pablo, estudiante de Filosofía. Expectación por el viaje. Subimos al tren, casi no cruzamos palabra alguna. Dormimos (no juntos).

Jueves 20 de Diciembre: Temprano por la mañana llegamos a Bahía Blanca. Apenas bajamos, vemos a otro flaco con una gran mochila a cuestas. Deducción: "Vos también sos mochilero, no?". Se llamaba Diego, ex estudiante de Arqueología en la UBA, vegetariano, habitante de Escobar. Nos disponemos a buscar la famosa parada del Cholo, un lugar por donde pasan los camiones con rumbo al Sur. Al preguntar, nos dimos cuenta de que está demasiado lejos. Con 40º de calor y los bártulos encima, decidimos caretearla y tomarnos un micro hasta Neuquén Capital. Lo hacemos a la mañana/mediodía.

A la noche llegamos a Neuquén Capital. HORRIBLE! ¿QUE HAGO ACA? Nos tomamos un bondi de línea hasta el camping municipal. Nos bajamos mal y caminamos 1 km más al pedo. Llegamos. HORRIBLE! Nuestra primera cena del viaje: fideos con salsa de champignones. Un asco. Pero el pueblo tenía hambre.



Viernes 21 de Diciembre: Por la madrugada, se escuchan griteríos, peleas y la sirena de la policía. El lugar, al ser municipal, estaba abierto a toda persona que quiera entrar. Hubo intento de robo a una carpa cercana a la nuestra. Zafamos de pedo.

LUGAR HORRIBLE. Almorzamos con Juan Pablo una boludez, mientras Diego se preparaba una comida vegetariana. Vamos para la Costanera.



En contra de las prohibiciones municipales, nos zambullimos en el Río Limay... que gente rebelde que somos. Que agua fría, la concha bien de su madre.



A la tarde-noche decidimos irnos a la mierda. Diego se queda a esperar a unos amigos. Con 40º de calor, vamos caminando hasta la parada del colectivo que nos lleve a la Terminal... jamás llegamos, el clima estaba demasiado pesado. Careteamos y pedimos un taxi. Llegamos a la terminal. Sacamos pasajes hacia Junín de los Andes.

. Doc

Una alumna de 76 años me dijo ayer:

"Ay Gabriel, que clase maravillosa, así da gusto volver a la escuela"

Un poco más y se me piantaba un lagrimón. Mierda carajo.

La Conspiración Weberiana

Una hora y media para llenar media carilla de un formulario. Lo llené mal. Tengo que comprar otro y hacerlo de vuelta.

¿Qué tiene de racional la burocracia cuando te vuelve loco?

miércoles, 15 de octubre de 2008

Aquél primer año

Revisando unas carpetas en mi computadora encontré un archivo de Word con boludeces que anoté del primer año de la carrera. Son frases que no se entienden sin su contexto... así que entre parentésis va la aclaración. Vendrían a ser la resaca de lo que queda de un primer año de pichoncito mojado en un mundo académico, el cual te fascina(ba), el cual te asusta(ba).

1. - ¿Sabe como le decían? Le decían “ese es hijo e’ guacho” (Victor, un viejo de 80 años, hablando con Tiscornia)

2. - No pibe, estoy más seco que lengua de loro (Victor. Cuando un pibe le pedía monedas)

3. - Yo fui murguero (Nuevamente Victor)

4. - Parecés Trotsky. (Victor. Haciendo referencia a mí)

5. - Se lo di a esa chica, que parecía frágil. (Nuevamente el vejete, hablando sobre Sarrabayrouse)

6 - No es que va un nuer a un supermercado y compra con nuercheck... (profesor Perelman)

7. - Mandenme por mail los borradores de sus trabajos así les hago correcciones… (Perelman. JAMAS contestó un puto mail)

8. - Admito que soy colgado (Confesión de Perelman)

9. - Perdón, me colgué (Respuesta de Perelman a un mail mío... 5 meses después de enviárselo)

10. - Me olvidé la yerba!
- Si quieren papelillo yo tengo
(Con Lucía hablando en el patio cuando se apareció el loquito que bajoneaba con mandarinas)

11. - Cambiame esto que está re duro (Hablando con Lucía sobre un párrafo de un TP)

12. - Veo pitufos por todos lados... si: pitufos putos (Nadia y sus alucinaciones la noche anterior a rendir)

13. - ¿El hombre desciende del mono?
- En realidad Darwin nunca dijo eso, lo que dijo fue…
- LISTO! El antropólogo dice que el hombre desciende del mono
(Herrán contando su anécdota de cuando fue a un programa de TV)

14. - Debe ser maestra jardinera... o trabaja en una panadería (Yo. Comentario sobre la tipa que siempre venía con el delantal de cuadrillé rojo)

15. - Chicas, con papito no, eh? (Liliana Raggio hablando del tabú del incesto)

16. - Tené cuidado que te vas a terminar fumando el helecho (Lucía hablandome sobre Durkheim)

17. - Esta es Madonna y este es Faivel (Nadia presentando sus cábalas al momento de rendir un examen... una rana de peluche y un Faivel también de peluche)

18. Lo único que quiero es que se escuche y que se sienta (arreglando una radio portátil... no había mp3)

19 - Esto me encanta (Reynoso dandole con un caño a Lévi-Strauss)

20 - Los colores son de un solo nombre, así que amarillo patito tirando a anaranjado no cuenta. (Reynoso)

martes, 14 de octubre de 2008

Sonamos! Mafalda tenía razón

El otro día, una antropóloga dijo:

"Empezamos nuestra carrera creyendo que la antropología servirí­a para cambiar el mundo...hoy sabemos que eso no es posible, pero que la antropologí­a puede servir para cambiar la mirada"

Al final Mafalda estaba en lo cierto:

lunes, 13 de octubre de 2008

Soy solo

Su departamento debe ser el prototipo de vivienda caótica de soltero.

Libros desperdigados por doquier alimentos vencidos en la heladera pantalones remeras y calzoncillos tirados por el piso cajas con libros viejos botellas de agua vacías al lado de la cama un vino a medio abrir a punto de convertirse en vinagre una montaña de vajilla sucia restos de un plato de fideos en el baño pilas de diarios viejos amontonados en la mesa plata tirada por el piso

Como dijo él: "Lo malo de vivir solo es acostumbrarse a vivir solo"

domingo, 12 de octubre de 2008

Miami Vice

El terreno de los sueños es un lugar donde las conexiones inconscientes salen a la luz… en formato críptico e inentendible. Para muestra, basta un botón, o por lo menos, mi sueño de anoche:

Estaba en la ladera de una montaña cubierta de nieve. Había una pequeña garita y una barrera con los colores rojo y blanco. Muy raro, porque no había ruta alguna.

Me encontraba hablando con lo que supuestamente era una alergista. En eso cae otra persona y nos invita a su casa, que estaba a 20 metros. Extraño, porque antes había visto para ese lado y no había nada.

La alergista me da una receta y dice que no quiere entrar a la casa, pero que yo tengo que entrar. Camino hasta la casa, entro y había lo que se suponía era un híbrido entre farmacia y consultorio médico. Era raro, porque tenía pinta de oficinitas, con una mesa rodeada de varias sillas.

Me llaman de una de las mesas y me atienden 3 doctores. Les paso la receta que me dio la alergista. Una médica la mira, me mira, sonríe y asiente. Se la pasa al doctor de al lado. La mira, me mira, sonríe y asiente. Se la pasa al 3er médico. La mira, me mira, sonríe, asiente y dice “Es perfecto”. Me pasan la receta, la cual yo no había visto todavía. Decía, con letra de médico, inentendible pero yo lo entendía:

1. xxxxxx (nombre comercial de un medicamento, no recuerdo cual era)
2. Un viaje a Miami.

“Es lo mejor, andate 6 meses. La obra social te lo cubre, pasame tu carnet y buen viaje!”

jueves, 9 de octubre de 2008

Gracias, Gordon


Vere Gordon Childe, el famosísimo arqueólogo australiano, nos dio una frase para explicar las mejoras que introduce la agricultura en la humanidad allá lejos lejos en el tiempo:

"DEL OCIO NACE LA INVENTIVA HUMANA"

O lo que es decir en la mente de un poblador neolítico: "lo' pibe' cosechamos, tenemos más tiempo al pedo, entonces nos ponemos a pensar boludeces."

O, lo que es decir en la mente de un estudiante de antropología del siglo XXI: "estoy al pedo, ocioso. Pero no importa, gracias a eso me van a venir ganas de leer y reflexionar"

Gracias Gordon por apoyar mi pajerismo mental!

domingo, 5 de octubre de 2008

El cuadrado A tiene idéntico color al cuadrado B



Me recuerda a cuando Adrián Boggiano nos decía que 4 x 4 era igual a 18 y no a 16, y que era fácilmente comprobable.

Tenía razón. Es por una falla en la lógica occidental.

Etnografía... Anexo

SENSACIONES UNIVERSALES ANTE UN EXAMEN

A) Llegada (demasiado temprana) al lugar del examen.
B) Repaso compulsivo y totalmente infructuoso de los apuntes.
C) Fase de cachondeo nervioso pre-examen.
D) Entrada atemorizada al aula donde se va a perpetrar el examen
M) Entrega del examen y huida del lugar del crimen.
N) Fase de cachondeo nervioso post-examen.
O) Fase de exclamación de palabras de índole sexual ("Me rompieron el culo", "Me cogieron mal", "¡Cómo me la pusieron", etc)
P) Comparación de Resultados (comprobando que todos coinciden menos vos)
Q) Fase de consulta compulsiva de los apuntes (con el único resultado de empeorar el estado anímico del consultante)
R) Fase de declaración de principios: "Ya no voy más a ....(nombre de la materia)".
S) Fase de negación: "¿Examen, qué examen?")
T) Fase depresiva post-traumática y la elaboración de planes para eliminarla. "Necesito pegarle a alguien", "Necesito emborracharme"...HOY ROMPO TODO!!!!!!!

viernes, 3 de octubre de 2008

Etnografía de una situación de examen

DIA ANTERIOR AL EXAMEN
1.- La Paradoja del Tiempo:
El tiempo transcurre, para uno, 200 veces más rápido de lo habitual.

Reza un teorema que "la velocidad de las agujas del reloj es inversamente proporcional al tiempo que resta para el momento del examen". Se cae un lápiz al suelo y al levantarlo ya pasaron 10 minutos. ¿Una merienda con un solo café y una medialuna nos saca 45 minutos?.

2.- Delegación de Responsabilidades:
Se resume en una frase o síntoma que se repite y se repetirá varias veces a lo largo de todo el proceso: "¿QUIEN MIERDA ME MANDÓ A MÍ A ESTUDIAR ESTA CARRERA QUE NO SIRVE PARA UNA MIERDA?".

NOCHE ANTERIOR AL EXAMEN
Nota: A partir de aquí, ese fenómeno tan agradable como es "el sueño", se convierte en nuestro peor enemigo, torturándonos, traicionándonos (especialmente a las 3:00 AM, donde se presenta con toda su fuerza), boicoteando implacablemente con el pasar de las horas el normal funcionamiento de nuestros órganos: torpeza motriz, dificultad para hablar, pensamientos inconexos, etc. A lo cual uno recurre a antiguas y siempre utilizadas armas para este viejo enemigo: café, agua helada sobre la cabeza, azotes, pastillas, etc.

3.- Examen de Conciencia y Arrepentimiento:
En medio de una situación en que una hora vale la vida, uno comienza a recordar aquellas noches en las que se la pasó perdiendo el tiempo, mirando TV, divagando y bebiendo en algún bar, o que se fue a dormir sin sueño. Odio a uno mismo (comienza la debacle emocional y motivacional).

4.- Incursiones Filosóficas y Metafísicas:
Con el correr de las horas, uno tiende a sacar la parte más reflexiva de nuestro ser, que en mucho casos denota graves alteraciones del estado psíquico. Se manifiesta a través de las siguientes y muy utilizadas frases:
"...uno siente que no sabe nada y va y le sale todo: el hombre es impredecible".
"...para mí, He Man era marica".
"...¿Por qué en la vida hay que sufrir así?".

5.- Evasión de la Realidad:
Uno desea estar a 10.000 km. de distancia, si es posible en otra época, y si es posible, en otro planeta.

6.- Abandono:
Nuestro aspecto es lastimoso, similar al de Tom Hanks en Náufrago después de 2 años en la isla, y el sueño genera efectos alucinógenos de lo más confusos. De golpe, parece que las fuerzas nos abandonan y nos preguntamos y replanteamos si realmente todo este calvario y sufrimiento atroz tiene sentido. Se manifiesta a través de
>>las siguientes frases:
"...lo que no estudié hasta ahora, no lo voy a aprender en 2 horas.
"...esto no lo van a tomar, ¿no?".
"...váyanse todos a la puta que los parió"
"...¿quiénes son esos duendes que caminan por el techo?"

7.- Caos:
En algún momento de la noche, todos los síntomas anteriores se dan en forma simultánea provocando un shock en el cerebro del estudiante que amenaza con un colapso físico y desencadena los primeros síntomas físicos, que generan frases como esta:
"...yo siempre quise estudiar periodismo"
"...no me presento una mierda.”

HORAS ANTES
8.- Síntomas Físicos:
Esta etapa se caracteriza por los síntomas físicos, agravados por la falta de alimento, de higiene, exceso de cafeína, nicotina, alquitrán y stress. Síntomas más comunes: cólicos hepáticos, mareos, náuseas, acidez, diarrea, gases, arcadas, eructos, suspiros profundos, espasmos, contracturas musculares, tics, rigidez facial, contracciones estomacales, brotes en la piel, vista nublada, piel color amarillo claro, ceguera temporal, muerte súbita.

9.- Principio de Amnesia (no sé nada):
De golpe uno quiere hacer un fugaz repaso, y ve títulos, palabras, definiciones (inclusive escritas por nuestro puño), que uno juraría que nunca en la vida las ha visto. esto, a solo 2 o 3 horas del examen, genera nada menos que un estado de pavor y pánico incontrolables

ENTRANDO AL EXAMEN
11.- Al Borde del Abismo:
Uno solamente quiere terminar con ese suplicio, ese calvario inhumano y cruel que lo humilla y rebaja a límites insospechados. Frases más comunes:
"...que esta mierda se termine de una puta vez".
”… QUE ME TOQUE EL TEMA MÁS FÁCIL!!"

EXAMEN FINALIZADO
Opción A. Aprobado: Exhausto y aliviado (después de haber gritado y abrazado a quien se cruza por su camino), se va a tomar una cerveza por ese trago amargo que quedó atrás y el pronto reestablecimiento del funcionamiento psicosomático del cuerpo. Salud

Opción B. Reprobado: Exhausto y aliviado, se va a tomar una cerveza por ese trago amargo que quedó atrás y el pronto reestablecimiento del funcionamiento psicosomático del cuerpo. Salud.

jueves, 2 de octubre de 2008

Brain Drain

Muy pocas veces entiendo en que anda mi cerebro. El hace la suya y yo hago la mía. Esto realmente me trastoco la cabeza y me abrió las puertas… ¿de la percepción? Nah, tampoco tanto, pero si para explorarlo un poco y reconciliarme con él, alcohol mediante. Esta anécdota remite a la madrugada del martes 30 de septiembre.

Resulta que era medianoche, recién llegaba de la facultad después de un día de porquería y no había nadie en mi casa, mis viejos llegaban a la mañana del hospital por un pariente internado. Me dispuse a leer para un parcial domiciliario próximo a entregar y que no había hecho un carajo (¿alguien dijo stress por ahí? Exacto). Finalmente desistí y decidí por irme a dormir, no sin antes tomarme un vasillo de cerveza roja que había comprado el día anterior.

¿Dije vaso? Prontamente se fue a la mierda y terminé abrazado a la botella. Traduzco: me terminé clavando la botella y me dispuse a dormir. Coloqué el celular/despertador al lado de mi cama, me colgué el reproductor de mp3 y a palmar escuchando música.

Hete aquí el elemento clave: Tool. Así es. Aquellos que estén interiorizados en el tema, saben de que hablo. Digamos que es una banda… extraña. Un baterista masón que ordena su set de batería en base a ‘geometría divina’, canciones con métricas irregulares que remiten a secuencias Fibonacci (una secuencia matemática que da la sensación de espiral), un cantante que canta sobre psicoanálisis… en fin.

Cuestión que me dispongo a escuchar ‘el tema’ “Viginti Tres”… digo ‘tema’ entre comillas porque no lo es, es solo un rejunte de sonidos, sin guitarras, voces, batería… no es nada. Pero fue demasiado para mí, por las imágenes grotescas que me vinieron a la mente.

Algo que nunca había notado, estaba en ese estado entre el sueño y la vigilia, la ‘twilight zone’ que le llaman. Por lo general no somos conscientes de ese estado (y no lo recordamos, por eso dudo de que haya sido eso), pero era como si todo el universo se empiece a concentrar en una zona: la que mediaba entre el párpado y el ojo. Allí iba dibujando las imágenes que vi.

En los cinco minutos y monedas que dura “Viginti Tres” se escuchan sonidos, como si fuera una respiración profunda y ronca, en una atmósfera de ruidos muy extraños e inclasificables. Pues bien, me vi levantado, de espaldas a la puerta, mirando hacia la ventana. Sentía una sensación de inseguridad y miedo, exactamente similar a la que tenía cuando era chico y creía que había una criaturita humanoide que me observaba cuando me descuidaba (así es, uno se vuelve pelotudo leyendo revistas de ufología); concretamente, la imagen visual me remitía a esta mierda que ven en la foto (NOTA: Es una foto de la criatura del ¿famoso? caso Caponi de 1993... es más falsa que la peluca de mi tío, pero en fin):



Todo esto sucedía entre mi ojo y mi párpado. “Viginti Tres” continua su camino. El ruido se hace cada vez más fuerte y ensordecedor. Ese ruido se va ‘clarificando’ hasta que se escucha una especie de voz distorsionada que realmente cada uno interpreta lo que dice porque no se entiende un carajo. Pero en ese momento me dio terror porque vi que había una “cosa” atrás mío y que me miraba con ojos extraños y sin párpados e intentaba balbucearme algo. Hoy rememorando, vi que sí había visto a esa cosa... en YouTube, una vez que estaba boludeando. Lo busqué y era esto (NOTA: Es parte de un corto de estudiantes de cine):



Recuerdo que no quería darme vuelta. El corazón (de la vida real) estaba aceleradísimo como caballo de carreras. Me desperté de un sobresalto cagado de las patas, me saqué el mp3, lo tiré por ahí y me dispuse a irme al sobre (léase, en criollo, “dormir”). Solo me faltó el osito de peluche y tenía una regresión a mi infancia.

En fin, la cuestión es que a la mañana me despierta mi vieja y me dice “Que raro, te olvidastes el celular en el comedor”. Tampoco sonó. Estaba apagado. Y el reproductor de mp3 todavía lo tenía puesto…

Conclusión: NO TOMO MAS!