jueves, 28 de agosto de 2008

Cosas del lenguaje

A continuación, imágenes de productos y empresas con nombres que en Argentina significan OTRA cosa. Pueden ver más acá












Tecnología

El fotolog está de moda. Oh, sí. Y los que tienen uno y suben fotos (en realidad autofotos) al menos 3 o 4 veces por día, el noticiero te dice que son "floggers". Y ni decir los que tenemos blog: somos bloggers".

Una pareja de franceses que conocí en Salta me hicieron conocer el facebook; apenas llegué a mi casa, me abrí una cuenta; y ahora me di cuenta que somos varios los que estamos ahí... pero que carancho somos? ¿Feizbukers? Ah ni idea señora... Pero es como dijero por ahí:

"El facebook es como el fotolog... pero más progre"

lunes, 18 de agosto de 2008

Norwegian Wood (This bird has flown)

Nunca me gustaron Los Beatles. En realidad, ni fu ni fa. Pero hoy todo cambió: Es la primera vez que escucho a Los Beatles y me siento identificado. Solo que no le incendié la casa. Y no era vino, era cerveza.


Una vez tuve a una chica,
¿o debería decir que ella una vez me tuvo?
Me enseñó su habitaciión,
¿no es bonita?, madera noruega.

Me pidió que me quedará y me dijo que me sentara en cualquier sitio
Así que miré alrededor y me di cuenta que no había ninguna silla.

Me senté en una alfombra,
esperando mi momento, bebiendo su vino.
Hablamos hasta las dos
y luego dijo "es hora de irse a la cama"

Me dijo que trabajaba por la mañana y comenzó a reirse.
Le dije que yo no, y gatee hasta el cuarto de baño para dormir allí.

Y cuando desperté
estaba solo, la chica había volado.
Así que encendí un fuego,
¿no es bonito?, madera noruega.


domingo, 17 de agosto de 2008

10 Puntos que me impiden convertirme en Macho Alfa

1. No sé prender un fuego.
2. Eventualmente no sé hacer un asado.
3. No sé manejar un auto.
4. No me gusta el fútbol.
5. No tengo trabajo.
6. No sé bailar.
7. Sandro y Cacho Castaña me aburren.
8. Soy medio pollerudo.
9. Soy doble dormilón
10. Lloré con el final de Dragon Ball GT


SUERTE QUE EL DARWINISMO SOCIAL ES PURA PAPARRUCHADA

viernes, 15 de agosto de 2008

Monólogos de la marihuana


“Si tu hijo va a la facultad de Filosofía y Letras, ya es tarde. Comprale una tuquera para el cumpleaños y te va a abrazar como nunca antes.”
Lupine Wolf, de La Internet Apesta, me dio el pie perfecto para charlar sobre mi relación con la maconha.
Toda mi adolescencia considere que aquellos que fumaban marihuana eran unos adictos que malgastaban sus vidas. Por lo menos así fue hasta que efectivamente entré a la facultad.
Ahí me cambió un poco el panorama, al compartir montones de cosas con gente que efectivamente era habitué de la marihuana. Aún así, tardé un año en probarla, y lo hice por fuera del ámbito ehh “académico”.
Fue en diciembre del año 2006, recuerdo. Estabamos con unos amigos del CBC viendo que hacer a las 3 de la madrugada de un sábado, hasta que alguien tiró: “Vamos a lo de Lell a fumar”.
Lell era un amigo de un amigo que era un personaje; era y es un pibe que fuma todos los días. Llegamos a la puerta de la casa y tocamos timbre, a los 5 minutos salió el flaco, totalmente colgado, con una tuquera en la mano y un encendedor. Ahí fue pasando de mano en mano hasta que tocó mi turno. Encendí, inhalé y me senté a esperar. No pasó nada. 2da ronda. Tampoco. Mientras por adentro me decía “que mierda pasa que no me pega”, mi compañero estaba concentrado viendo el movimiento de sus pies creando un ritmo loco y al otro diciendo boludeces sobre la vida y el rock. Lell, obviamente, estaba más colgado que antes.
Recuerdo que en ese momento tenía un cagazo terrible, no por el faso en sí, sino porque estábamos en la vereda por una calle relativamente transitada, y comenzaba a pensar “Oh Dios, lo único que falta es que venga la cana y tenga que llamar a mis viejos desde la Seccional”; y eso pesa. Porque uno mama valores desde chico, entre los cuales figura el NO a las sustancias raras. Recuerdo haber llegado a mi casa con una sensación de culpa terrible. Igual eso después se pasó. Desde ese día he fumado ocasionalmente y esa cosa de la culpa ya no está presente.
La 2da anécdota nos remite a Jujuy, año 2007. El día de la fiesta de cierre me puse a fumar con unos compañeroso que había conocido allí. Mientras notaba que ellos estaban relajados disfrutando la velada, yo estaba exaltado, es más, terminé saltando y armando una especie de pogo mientras sonaba una banda de folklore local.
La 3ra me remite al viaje a la Patagonia, donde compartí viaje con un rasta que estaba cargado hasta la manija. Prácticamente fumamos marihuana todos los días, y mientras veía la total sensación de relax suya, mi actitud oscilaba entre el “no me pega” y la euforia. La euforia SIEMPRE me pasa cuando mezclo alcohol y maconha. Recuerdo la charla que tuvimos y su preocupación porque veía que el porro no me relajaba. Adujo que soy una persona muy nerviosa, ansiosa e inquieta, y que eso me juega en contra para poder disfrutar del momento. Creo que tiene razón.
Si bien he fumado ocasionalmente desde que he vuelto de la Patagonia, ya sea en tuquera o en porro, la 4ta anécdota grosa me remite ahora, al viaje que hice a Misiones. He fumado en compañía de compañeros, tranqui… Y mientras ellos se debatían tranquilamente sobre las similitudes del filtro de la vida y de la nicotina, o de la linterna que se acostaba y hacía flexiones al mismo tiempo, yo estaba mirándolos con un “no entiendo de que se ríen”, o el ya clásico “sigue sin pegarme”. Tan solo decía un par de gansadas más boludas que las que digo siempre.
Y así transcurre mi vida, después de casi 2 años de experiencias con la marihuana todavía no saqué nada productivo. O soy tan boludo que no me pega o mis neuronas tienen repelente para el THC. Me inclino por la primera opción.

martes, 12 de agosto de 2008

El Elvis Comunista

Todos hemos escuchado oír algo de Bombita Rodríguez, el personaje de Peter Capusotto que combina canciones de Palito Ortega con el compromiso político izquierdista. Pues bien, este personaje puede que esté basado en la vida de Dean Reed, el "Elvis Rojo"



Dean Cyril Reed (Lakewood, 22 de septiembre de 1938 - † Distrito de Dahme-Spreewald, 13 de junio de 1986) fue un cantante, actor y compositor estadounidense. Se estableció durante parte de su vida en Sudamérica y en Alemania Oriental hasta su muerte, y fue apodado como "Red Elvis" por haber granjeado la mayor parte de su éxito en países pertenecientes a la órbita comunista.
Dean Reed nació en Lakewood, Colorado (Estados Unidos), aunque residió en varios lugares de su país natal. En 1958 firmó un acuerdo con la casa discográfica Capitol Records, que intentó hacer de él un ídolo juvenil y se encargó de la producción de varios singles como "I kissed a Queen" o "Our summer romance". Además Reed hizo sus primeras apariciones en TV como estrella especial en algunas telecomedias. Aun así, Reed no llegó a triunfar en los Estados Unidos.
Sin embargo, a pesar de que Reed nunca logró grandes posiciones en las listas de éxitos con sus temas en su país natal, algunos de sus temas como "Our summer romance" habían logrado los primeros puestos en las listas de Argentina y Chile. Reed aprovechó la ocasión para iniciar una gira por Sudamérica, donde llenó estadios y logró la popularidad que no obtuvo en su país. Reed se estableció en Chile, aprendió español, grabó varias películas para el mercado sudamericano y llegó a tener un programa en la televisión argentina. Asimismo, comenzó a ponerse en contacto con intelectuales y artistas de izquierda como Victor Jara, y empezó a hacer declaraciones y discursos apoyando sus teorías políticas, tocando gratuitamente en los barrios pobres, o criticando acciones realizadas por el Gobierno de los Estados Unidos como la Guerra de Vietnam.
Tras ser deportado de Argentina en 1966, se estableció en Roma un par de años, rodando películas de "spaghetti western", hasta que fue invitado por la Organización Juvenil Socialista de la URSS para viajar a Moscú y comenzar una gira por el país, donde tuvo bastante éxito y se usó su acto con fines propagandísticos, motivo por el que durante varios años no pudo regresar a Estados Unidos. Su postura a favor del marxismo se radicalizó tras la muerte de Salvador Allende y el asesinato de Victor Jara, cantante al que admiraba.
Se establece de forma definitiva en Alemania Oriental, más concretamente en Berlín Este. Durante su estancia nunca se afilió al Partido Socialista Unificado de Alemania (él se definía como marxista antes que comunista) y nunca renunció a su nacionalidad estadounidense afirmando que era "un patriota" al que no le gustaba su sistema político, a pesar de que fuera considerado por muchos de sus compatriotas como un traidor a su país por su apoyo a medidas como la construcción del Muro de Berlín o la Guerra de Afganistán. Sin embargo, pudo volver a su país invitado por el director Will Roberts, que había grabado un documental titulado "Dean Reed: American Rebel", y concedió una entrevista para el programa "60 minutes" de la CBS en las que defendía sus posturas.