viernes, 14 de marzo de 2008

Fin de la 2da Investigación

CONCLUSIONES:
Países occidentales (centro):
1. El inicio del consumo masivo coincide con el inicio de la Revolución Industrial (fines del siglo XIX).
2. El consumo de opio era un fenómeno muy extendido entre los intelectuales europeos y norteamericanos de la primera mitad del siglo XIX. También constituía la sustancia de abuso típica de la realeza, la burguesía y la incipiente masa obrera.
3. Como autores “bisagra” que abordaron el consumo y adicción podemos ubicar a Samuel Taylor Coleridge (en la intersección de los siglos XVIII y XIX) y Thomas de Quincey (primera mitad del siglo XIX), ambos ingleses: serán precisamente Coleridge y De Quincey quienes suscitarán la compleja relación entre arte y droga a la que se sumarán paulatinamente y a lo largo de todo el siglo numerosos intelectuales.”
4. Los actos fundacionales de la ‘literatura narcótica’ están representados por Confesiones de un opiómano inglés (1821-22) de Thomas De Quincey y Los paraísos artificiales (1860) de Charles Baudelaire.
5. La forma más común de consumirlo no era el fumado en pipa, sino a través de la ingesta de láudano (mezcla de alcohol y opio), que se conseguía libremente en las boticas y a precios bajos. Precisamente, la fórmula más utilizada era la elaborada por Thomas Sydenham hacia 1660.
6. El inicio en el consumo de opio comúnmente comenzó como una manera de paliar dolores (dolor de muelas, neuralgia facial, artritis, cefaleas, etcétera), NO como una búsqueda de nuevas experiencias, percepciones o exploración del inconsciente.
7. Tenía amplia disponibilidad, precios accesibles y se presentaba como un remedio universal. El consumo no era algo penado socialmente e incluso era tolerado y formaba parte del imaginario popular occidental; pero no sucedía lo mismo con el siguiente escalón, la adicción.
Países del Extremo Oriente (periferia):
1. Se confirma la afirmación de Hugo Vieira: “La textualidad de la droga se generó en la cultura occidental gracias a la expansión colonial y mercantil de los países de Europa, quienes comenzaron a establecer nexos comerciales globales, específicamente con India y China, a principios del siglo XIX.”
2. Idea de interconectividad: no se puede entender el consumo de láudano en Occidente si no se aborda la producción en Oriente.
3. El tráfico de opio fue el gran negocio de los comerciantes ingleses y holandeses en el Extremo Oriente, debido a las características potencialmente adictivas de dicha sustancia. La adicción de millones de chinos y habitantes del sudeste asiático fue un fenómeno que hizo ver a los europeos lo provechoso del comercio.
4. La forma más común de consumo no era el láudano, prevaleciente en Occidente, sino el fumado en pipas; esto ocurría en lugares privados o en fumaderos específicos. Luego estas prácticas son importadas a Occidente.
APLICABILIDAD PARA EL ESTUDIO DE CONSUMO DE DROGAS EN LAS SOCIEDADES DEL SIGLO XXI:
1. La prohibición o la legalización de las sustancias psicoactivas no obedecen solamente a cuestiones médicas (toxicidad y peligro para la salud) sino que también entran en juego:
· Factores político-económicos
· Factores histórico-culturales
2. Algunos autores, como Walter Scott y Wilkie Collins, enaltecían su adicción construyendo un mito alrededor de la relación entre la producción de su obra y el consumo de opio. Esto es algo similar a lo manifestado en algunos intelectuales del siglo XX e incluso “esta tradición” continúa o se manifiesta actualmente en los músicos de rock.
HIPOTESIS CONFIRMADAS:
1. “LA DROGADICCION, COMO FENOMENO MASIVO, SOLO COMIENZA A MANIFESTARSE EN LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD A PARTIR DE LA EXPANSIÓN CAPITALISTA A NIVEL MUNDIAL, DESDE FINES DEL SIGLO XVIII. EL PRIMER EXPONENTE ES EL OPIO”.
2. “EL OPIO SE PRESENTÓ COMO UN PRODUCTO PERFECTO DEL CAPITALISMO: NO SE VENDE MERCANCIA AL CLIENTE, SINO QUE SE VENDE EL CLIENTE A LA MERCANCIA”
3. “LAS DIFERENTES DROGAS Y FORMAS DE CONSUMO VAN RIVALIZANDO O COMPLEMENTANDOSE, SEGÚN EL CASO TRATADO. EL CONSUMO DE LÁUDANO Y EL FUMADO EN PIPA FUERON PROGRESIVAMENTE ECLIPSADOS CON EL AUGE DE LOS DERIVADOS OPIÁCEOS HACIA FINES DEL SIGLO XIX (EN PARTICULAR LA MORFINA), DONDE EL ACTO DE INYECTARSE SE ENCUENTRA CARGADO DE NUEVAS REPRESENTACIONES SOCIALES, RITUALES E IMAGINARIOS.”
BIBLIOGRAFIA:
Anaya y Mario Muchnik. "El texto drogado. Dos siglos de droga y literatura". 1997. Disponible en Internet
De Quincey, Thomas. Confesiones de un opiómano inglés. Libros del Zorzal, Buenos Aires, Argentina.
Gelman, Juan. "De Ficción". Disponible en Internet.

Dr. Lino Díaz-Barriga Salgado. Opio y Derivados Opiáceos: Láudano, Morfina y Heroína. Disponible en Internet.

Malpica, Karina. “Las drogas tal cual son”.
Disponible en Internet.

Viera, Hugo. "El viaje modernista: la iniciación narcótica de la literatura hispanoamericana en el fin de siglo." Disponible en Internet.
Wolf, Eric. "Europa y la gente sin historia". Cap VIII. El comercio y la conquista en el Oriente. Fondo de Cultura Económica. México, 2005