lunes, 18 de febrero de 2008

Consumo en imágenes (II)

Conforme al avance de las migraciones de mano de obra (barata) proveniente de China y a la expansión del negocio del opio (con la Compañía de las Indias Orientales a la cabeza), el consumo de esta droga se expandió hacia el Sudeste Asiático, EE.UU. y los países europeos.

La forma de fumar era en pipas, y el espacio donde se llevaba a cabo esta práctica era en los fumaderos:

Aquí hay fotos de fumadores del Sudeste Asiático:


Por último, la introducción en Occidente de los fumaderos de opio prontamente rivalizó con el consumo en forma de láudano. Pero luego ambas formas de consumo fueron progresivamente eclipsadas con el auge de los derivados opiáceos, en particular la morfina, hacia fines del siglo XX, cargado de nuevas representaciones sociales e imaginarios.

viernes, 15 de febrero de 2008

Consumo en imágenes (I)

Aquí dejamos una serie de fotos relativas al consumo de opio en China, que tienen fechas que oscilan entre 1850 y 1910.



"Fix y Passepartout se dieron cuenta que habían entrado en un fumadero, frecuentado por esos miserables, embrutecidos y degenerados a los que la mercantil Inglaterra vende esa funesta droga del opio por un importe anual de doscientos sesenta millones de francos. Tristes millones esos obtenidos de la explotación de uno de los más terribles vicios de la naturaleza humana. Inicialmente reservado para la clase rica, el uso del opio ha descendido a las clases pobres y sus estragos se han hecho incontenibles. Se fuma opio en todas partes, en China; hombres y mujeres se dan por igual a tan deplorable pasión, y cuando ya se hallan acostumbrados a sus inhalaciones no pueden prescindir del opio sin sufrir horribles contracciones estomacales. Un gran fumador puede fumar hasta ocho pipas diarias, pero se muere en cinco años."


Fragmento extraído de “La vuelta al mundo en 80 días” de Julio Verne.

miércoles, 6 de febrero de 2008

Las Guerras del Opio

Hola después de tanto tiempo! Hoy vamos a profundizar un poco más en la cuestión del consumo de opio en china; concretamente, nos referiremos a las llamadas “Guerras del Opio”, que tuvieron lugar alrededor de la mitad del siglo XIX. Presentamos una periodización histórica llevada a cabo por la investigadora Karina Malpica:
“Los chinos sólo habían utilizado la adormidera con fines medicinales, pero en el siglo XVI los árabes les transmitieron el arte de escarificar las cápsulas de amapola y con ello, el uso recreativo del opio. La costumbre se volvió tan popular que las grandes importaciones de adormidera terminarían desequilibrando las prósperas finanzas chinas por primera vez en su historia. En 1729 el emperador Yong-Tcheng promulga un edicto prohibiendo la importación del opio. (…)
Para 1820, cuando la pena se extiende a los consumidores, el contrabando asciende a unas setecientas cincuenta toneladas, por lo que el emperador y sus consejeros se reúnen para tomar alguna decisión. Un grupo de la corte encabezado por el Ministro del Consejo Privado, propone legalizar nuevamente el uso y cultivar adormidera como solución inmediata; otro grupo lidereado por el mandarín Lin Tseth-su presenta un largo alegato condenando la sugerencia y proponiendo mano dura para terminar con el problema. Lin convence al emperador y logra que lo nombren Alto Comisionado Imperial con poderes extraordinarios.
Intentando poner remedio a la situación, Lin envía a nombre del emperador una carta dirigida a la reina Victoria con argumentos morales sobre los estragos del consumo entre la población.
La Cámara de los Comunes de Inglaterra, en respuesta, asegura que resulta "inoportuno abandonar una fuente de ingresos tan importante como el monopolio de la East India en materia de opio."
Ante el nulo éxito obtenido, el comisionado continúa pues con su plan de imponer mano dura al contrabando (…). Inmediatamente, Inglaterra declara la guerra fundando su declaración en “un intolerable atentado contra la libertad de comercio”.
Así las cosas, el emperador vencido suscribe en 1843 el Tratado de Nankin. Las cláusulas acordadas fueron: la apertura al libre comercio de cinco puertos, una indemnización de 21 millones de dólares y la cesión a Inglaterra de Hong-Kong y Amoy. El opio, por deseo expreso de los ingleses, continúa bajo prohibición. Mathelson comenta por escrito a sus socios londinenses: "El mercado padecía una verdadera inundación del producto; la tontería de Lin aumentará los beneficios."
Veinte años después, cuando el tráfico inglés de opio a China supera las dos mil toneladas, hay otro incidente debido a que la autoridad de Cantón se niega a pagar ciertas deudas a los ingleses; aprovechando el asesinato de un misionero, Francia forma una coalición con Inglaterra para atacar nuevamente el territorio chino. Tras una guerra mucho más breve, se firma el Tratado de Tietsing en 1857. Los ganadores imponen ahora otra serie de derechos comerciales y de tránsito, libertad completa para las labores de las misiones cristianas y la legalización de las importaciones de opio a cambio de un impuesto del 5%.” (…)


A mi parecer, lo interesante es como en aquel momento chocaron diferentes intereses en juego (los del gobierno chino y los del gobierno inglés) y de qué manera se llevaba a cabo el negocio a través de los caminos difusos de la “semi-legalidad”. Como dice Eric Wolf: “el tráfico de opio era secreto e ilegal, pero inmensamente provechoso”. Luego de la Primera Guerra del Opio, en 1843 la sustancia sigue bajo prohibición, de acuerdo a los intereses de los vencedores (los ingleses). Pero luego con la Segunda Guerra del Opio en 1857 se legaliza su importación.
Como conclusión general, lo que se desprende de esto es que la prohibición o la legalización de las sustancias psicoactivas no obedecen solamente a cuestiones médicas (toxicidad y peligro para la salud) sino que también entran en juego:
Factores político-económicos: la prohibición era, desde el punto de vista del gobierno chino, un intento para frenar la adicción de la población; para los ingleses, en cambio, fue la base de su gran negocio.
Factores histórico-culturales: mientras que en Inglaterra el opio era ingerido, en China era fumado; en el primer caso, es debido a la influencia de médicos e intelectuales en la elaboración de elixires, panaceas y “remedios universales” a base de opio; en el segundo caso, si rescatamos la idea enunciada en el post anterior acerca de la “interconectividad”, no podemos entender el consumo de opio en pipa si no se analiza la evolución del consumo de tabaco desde su llegada a los mercados europeos en los siglos XVII y XVIII, ya que se introducen nuevas formas de fumado (y además el opio era mezclado con cantidades de tabaco para que “prendiera mejor”).